Fundación Casa Ducal de Medinaceli

La Fundación

La Fundación

La Fundación Casa Ducal de Medinaceli, aprobada por orden ministerial de 20 de Octubre de 1980, es una institución cultural privada creada por voluntad de la Excma. Sra. Doña Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, XVIII Duquesa de Medinaceli, con el objeto de conservar, restaurar, reintegrar, estudiar, promover y difundir el patrimonio histórico tanto material (inmueble, mueble y documental) como inmaterial (tradiciones, devociones, rituales, ...) vinculado, a través del tiempo, a su Casa. Dotada incialmente con el patrimonio histórico de la fundadora, donado en el momento de su constitución, a lo largo de sus más de veinticinco años de existencia ha crecido, tanto por la adquisición de bienes históricamente vinculados a la Casa de Medinaceli, como por la fusión con otras fundaciones cuyo patronato ejercía esta Casa Ducal. Actualmente, la Fundación gestiona un patrimonio histórico-artístico disperso por casi todas las comunidades autónomas de España cuya riqueza le invitamos a descubrir a través de este sitio web.

Fines de la Fundación

Órganos de gobierno. Duque de Lerma, Pantoja de la Cruz (detalle)

La Fundación Casa Ducal de Medinaceli destina todos sus ingresos, cuya parte sustancial proviene de las entradas a los monumentos abiertos a la visita pública, a la consecución de sus fines que se podrían resumir en la conservación, investigación y divulgación del patrimonio histórico vinculado a la Casa de Medinaceli y sus agregadas.

Órganos de Gobierno y Dirección

Órganos de gobierno. Duque de Lerma, Pantoja de la Cruz (detalle)

Como en todas las Fundaciones, el máximo órgano de gobierno,  representación, administración y disposición del patrimonio de la Fundación es el Patronato. La gestión diaria está en manos del Presidente de dicho órgano ayudado por un Director General y un reducido equipo de administración.

Memoria de actividades

Memoria de actividades

Cada año, la Fundación edita una memoria de actividades que recoge los proyectos llevados a cabo dentro de un ejercicio. Aunque con las limitaciones propias de un informe reducido a un año, periodo excesivamente corto para los proyectos de conservación de patrimonio histórico, esta memoria anual es un buen instrumento para hacerse una idea aproximada de quienes somos y a qué nos dedicamos. Puede descargarla en formato PDF.