Fundación Casa Ducal de Medinaceli

Ficha de casa

Casa de Denia y Tarifa

Escudo - Casa de Denia y Tarifa

Por el Real Despacho de 28 de junio de 1882, Alfonso XII creaba y concedía el título de duquesa de Denia y Tarifa a Ángela Apolonia Pérez de Barradas y Bernuy, duquesa viuda de Medinaceli, con facultad para designar sucesor entre los hijos tenidos en su matrimonio con Luís María Fernández de Córdoba, duque de Medinaceli. Ambos títulos serían separados por otro Real Despacho de 14 de junio de 1886, siendo aprobada la cesión del título de duque de Tarifa a su hijo Carlos, en 7 de marzo de 1890257.

En la duquesa Ángela Apolonia confluyen una serie de familias del ámbito territorial de la ciudad de Écija, sobre todo. Entre sus más ilustres antepasados encontramos a los marqueses de Peñaflor, los de Quintana de las Torres y los marqueses de Cortes de Graena258. Pérez de Barradas es el apellido histórico de los marqueses de Cortes de Graena y cuando nació Angela, su padre, Fernando Pérez de Barradas Arias de Saavedra (1798-1856), era portador de este título y también de los marquesados de Peñaflor y Quintana de las Torres. Su abuelo Juan Bautista, había sido el primer Pérez de Barradas que veía unidos en su persona los títulos de Cortes de Graena y Peñaflor.

 

La Casa de los marqueses de Cortes de Graena hunde sus raíces en el vecino reino portugués, siendo Juan Pérez de Barradas el primer miembro de esta familia que se establece en Castilla, luego de haber sido su padre, Manuel Barradas y Correa, Mayordomo Mayor del infante Manuel de Portugal, a mediados del siglo XV. Aquí, estuvo al servicio de Enrique IV y de los Reyes Católicos y obtuvo diversas prevendas y cargos, entre las que destacan haber sido corregidor de Ciudad Real y Ciudad Rodrigo. Su hijo, Francisco Pérez de Barradas y Saavedra, que le sucedió, fue comendador de la Orden de Santiago, participó en la conquista de Granada y fue uno de los primeros caballeros establecidos en Guadix., fundando un mayorazgo en 1531, con los bienes que había adquirido en esta ciudad, en Baza, Cortes y Graena. A través de sus descendientes, llegamos a Antonio Lope Pérez de Barradas Portocarrero (1636-1713), quien obtuvo el título de marqués de Cortes de Graena el 30 de enero de 1683, en reconocimiento a su dilatada carrera militar. Uno de sus descendientes, Juan Bautista Pérez de Barradas (1731-1777), casó con Juana, hija segunda de los marqueses de Peñaflor y un hijo de éstos, Antonio Pérez de Barradas Fernández de Henestrosa (1750-1784), V marqués de Cortes de Graena, con su prima Inés Pérez de Barradas, VII marquesa de Peñaflor.

En esta varonía260, ambas Casas quedaban fusionadas y por el matrimonio de Juan Bautista Pérez de Barradas Fernández de Henestrosa con Ángela Pérez de Saavedra, hija del marqués de Quintana de las Torres, también este título recaería en Fernando Pérez de Barradas (1798-1856), padre de Ángela Apolonia.

En cuanto a la historia del linaje portador del marquesado de Peñaflor, traemos a colación los escritos de Pedro Díaz Torres, que había sido preceptor de Francisco Álvarez de Henestrosa, IX señor de Turullote, durante el siglo XVII, al referirse al origen de esta Casa. En ellos, como parece habitual en la época, hace remontar esta familia al caballero godo Hinester, que luchó en Covadonga junto a don Pelayo y luego se apoderó de la villa cuyo nombre derivaría en Henestrosa, cerca de Burgos. Este mismo origen parece admitirse en algunos autores y otros lo derivan de los Ansúrez, antiguos condes de Monzón, una de cuyos descendientes casó en Henestrosa con Nuño Díaz, hijo del VIII señor de Vizcaya, Nuño Díaz. En cualquier caso, las referencias históricas que pueden ser consideradas como fiables inician su andadura en Pedro Ruiz de Henestrosa, conquistador y repoblador de Sevilla, ya en el siglo XIII. Uno de sus descendientes, Lope Álvarez de Henestrosa, establecido en la ciudad de Écija, casó con Elvira Arias de Cuadros y Lara, en cuya dote se incluía el donadío de Turullote, del que fue su primer señor. De su hijo Diego Álvarez de Henestrosa, segundo señor de Turullote, parten las distintas ramas de los Henestrosa en Extremadura y de Lope Fernández de Henestrosa, hijo segundo del V señor de Turullote, Diego Álvarez de Henestrosa, parte la rama que luego veremos entroncar con los condes de Moriana del Río394, a través de otro Diego Fernández de Henestrosa. El primer marqués de Peñaflor fue el XII señor de Turullote, Juan Tomás Fernández de Henestrosa (1626-1696), que obtuvo el título de Felipe IV el 3 de diciembre de 1664. La historia de este personaje viene a demostrar la importancia que tiene el enlace matrimonial a la hora de fortalecer la propia descendencia.

Su casamiento con Inés Ana de Aguilar y Henestrosa aporta a la Casa de Peñaflor el rico mayorazgo de Gallape, que fundara Pedro de Aguilar, en 1499. Significativa fue la actividad del primer marqués de Peñaflor, continuada por sus descendientes, en cuanto a actividad pública se refiere, funciones militares y políticas y mecenazgo artístico, además de la actividad benéfica y asistencial que pusieron en marcha a través de la fundación de importantes patronatos de la familia.

Con la V marquesa de Peñaflor, María Francisca de Paula Fernández de Henestrosa y Córdoba, casada con Antonio Pérez de Barradas, segundo hijo del marqués de Córtes de Graena, se extingue la varonía de los Henestrosa en su casa, pasando a su hijo Antonio Manuel Pérez de Barradas, VI marqués de Peñaflor. Su hija, Inés Pérez de Barradas, VII marquesa de Peñaflor, se casará con su primo hermano Antonio Pérez de Barradas, V marqués de Cortes de Graena, del que ya se ha hablado.

La tercera de las casas a las que hacemos aquí especial referencia, en atención a la ascendencia de la I Duquesa de Denia y Tarifa, Angela Apolonia Pérez de Barradas y Benuy, es la de los marqueses de Quintana de las Torres. De esta familia, que, en su origen, portaba el apellido Salamanca, parece que sus primeras noticias son del siglo XV, cuando Francisco García Salamanca y su esposa Ana García López de Almazán fundan un mayorazgo y un patronato en la ciudad de Burgos. Uno de sus descendientes fue Miguel de Salamanca, Alcalde Mayor de Burgos, casado con María de Velasco Vélez Ladrón de Guevara, hija del III conde de Oñate y señor de la Casa de Guevara.

La trascendencia de este apellido hizo anteponerlo al de Salamanca hasta desaparecer por completo y no haberse relacionado en ningún momento con el título de marqueses de Quintana de las Torres. Nieto del dicho Miguel de Salamanca fue Juan Vélez de Guevara Salamanca (n. 1605), que se trasladó al Vireinato Perú, realizando realizó una importante tarea de gobierno y administración en los muchos y variados cargos que desempeñó allá hasta 1650. Fue titulado I marqués de Quintana de las Torres el 30 de agosto de 1660 y amplió considerablemente el mayorazgo familiar con importantes adqusiciones a lo largo de su vida. Entre sus sucesores, no fueron pocos los momentos en que destacar idas y venidas al continente americano de distintos miembros de la familia, hasta llegar a la VI marquesa, Ángela Vélez de Guevara (1714-1753), hija del IV marqués, Alonso Antonio Vélez de Guevara, y hermana del V, Alejandro Vélez de Guevara (1713-1746). Hijo de Ángela fue Fernando Arias de Saavedra Vélez de Guevara (1745-1811), VII del marquesado de Quintana de las Torres, quien, al morir sin herederos, ya que su hija Ángela falleció en 1799, designó como sucesor de sus mayorazgo y casa a su nieto Fernando Pérez de Barradas, padre de la duquesa Ángela Apolonia Pérez de Barradas, como ya se dijo antes.

Además de la ascendencia paterna de la duquesa Ángela, centrada, como se ha visto, en los marqueses de Peñaflor, Cortes de Graena y Quintana de las Torres, nos referimos también, brevemente, a su ascendencia materna, que se concreta en la historia de los marqueses de Benamejí y el linaje Bernuy, especialmente.

María del Rosario de Bernuy y Aguayo, madre de Ángela Apolonia, era hija del VII marqués de Benamejí, Juan Bautista de Bernuy y Valda y de Carmen Aguayo. El primer titular de este marquesado fue José Diego de Bernuy y Antonio, quien había logrado el título el 23 de mayo de 1675, siendo rey Carlos II. El origen de esta familia nos retrotrae al siglo XV, cuando varios de sus miembros llegan a Castilla, procedentes de Francia, buscando incorporarse al auge del comercio de la lana. Aquí encontramos a personajes como Diego de Bernuy y Jean de Bernuy, que son los primeros nombres conocidos de esta familia en el entorno de la ciudad de Burgos, según se conoce hasta ahora. El enriquecimiento de sus descendientes y una calculada política matrimonial hicieron el resto hasta lograr, como se ha dicho, el título de Marqueses de Benamejí, que lo fueron, luego, como hemos visto, el padre de María del Rosario, madre de Ángela, y también su hermano, Francisco de Paula de Bernuy, VIII marqués de Benamejí.

Como puede verse en la genealogía, no se ha olvidado la ascendencia de su abuela materna, María del Carmen Aguayo, condesa de Villaverde la Alta, que hoy solo nos limitamos a señalar, esperando poder dar un futuro más amplio tratamiento.

Estos fueron los linajes sobre los que se erguía la duquesa Ángela Apolonia Pérez de Barradas. El sucesor por ella elegido fue su hijo Carlos María Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas (1864-1931), duque de Tarifa y, después, también de Denia, aunque la esperada continuidad de esta estirpe no tendría lugar, siendo incorporados estos títulos a la Casa Ducal de Medinaceli, en la persona de su nieto, Luís Jesús Fernández de Córdoba y Salabert, duque de Medinaceli, al cual sucedería Dª Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, actual duquesa de Medinaceli.

«« AnteriorPágina 1/6Siguiente »»

Casa a la que se agregó

Ayuda de las casas a las que se agregó esta casa.

(1931)MedinaceliFicha de la casa

Títulos y territorios

Ayuda de los títulos de esta casa.

(1882 - 1886)Ducado de Denia y TarifaNo disponibleFicha del título
Relación de individuos
(1886 Vigente)Ducado de DeniaNo disponibleFicha del título
Relación de individuos
(1886 Vigente)Ducado de TarifaNo disponibleFicha del título
Relación de individuos