Fundación Casa Ducal de Medinaceli

Ficha de casa

Casa de Amarante

Escudo - Casa de Amarante

La torre de Amarante, en la tierra de Monterroso (Lugo) fue el ancestral solar de los Noguerol, la antigüedad de este edificio se remonta al siglo XIII y muchos de los miembros de la familia engrosaron las huestes de las principales órdenes militares castellanas a lo largo de la Reconquista, obteniendo, con ello, un reconocido prestigio, que les permitió disponer de numerosas encomiendas y otras muchas rentas. En tiempos de Enrique II, Fray Alonso Gutiérrez Noguerol fue comendador de Belvis en la Orden de Calatrava y en 1387 lo fue de Caravaca en la orden de Santiago, Fray Gil Rodríguez Noguerol, entre otros.

De 1487 es el documento de confirmación dado por los Reyes Católicos de un privilegio concedido por Juan II a Ruy Fernández Noguerol, de las casas de Amarante y Reboredo 345, tierras que heredó de sus padres, García Rodríguez Noguerol e Isabel González de Montenegro. Estuvo casado con Leonor Díaz de Cadórniga y su única hija y heredera fue Isabel González Noguerol, que casó con Lope Sánchez de Ulloa y Lemos, señor de Ferreira y Sober, descendiente del linaje de los López de Lemos,  presente en otros célebres señoríos de Galicia 346. Ellos fueron los fundadores del mayorazgo de Ferreira y Sober, que está fechado en 5 de julio de 1512 347, que quedaría fusionado con Amarante a partir de este momento.

En cuanto a la casa de Sober 348, cuyos orígenes se enredan en una maraña de fantasiosos relatos, propios de familias de tan ondas raíces, diversos escritores que hoy encontramos más precisos349, han presentado suficientemente el principio de la historia de los López de Lemos. El primer nombre que aparece en la base de su árbol familiar es Vasco López de Lemos, que vivió en tiempos de Alfonso I, mediado el siglo VIII. Su hijo y sucesor, Lope López de Lemos, edificó la casa de Sober y casó con Sancha Saavedra. Su hijo, Fernán López de Lemos, que estuvo casado con Eugenia García de Osorio, murió en el año 793. Hijo de éstos fue Diego López de Lemos, que con el rey Alfonso tomó el castillo de Santa Cristina y casó con Aldonza, hija de los señores de Vizcaya.

Alfonso López de Lemos fue su hijo y uno de los fundadores de la Orden de Santiago, estando junto con Ramiro I en la famosa batalla de Clavijo, en 844. Fue confirmado por el rey en la posesión de sus tierras y casó con Estefanía, de la casa de Lara. Le sucedió su hijo Alonso López de Lemos, que casó con María Forjaz, de la casa de los Trastámara y su hijo fue Lope López de Lemos y Sober, casado con María Fernández. Hijo de éstos fue Alonso López de Sober y Lemos, que sirvió a Alfonso VII en numerosas contingencias y recibió nuevas prebendas, casándose con Mayor de Novoa y Meneses, de la casa de Maceda. Hijos de éstos fueron Sancho Fernández de Lemos, que cayó en Alarcos (1195) y Diego López de Lemos, su sucesor, que luchó en las Navas de Tolosa (1212), que estuvo casado con Urraca Fernández de Monterroso. Su hijo, Lópe López de Lemos sirvió a los reyes Alfonso IX y Fernando III y casó con María Fernández Tomés, con la que entraron en la casa de Sober los beneficios de San Vicente de Graices y San Cristóbal de Souto. A su hijo, el primer Alonso López de Lemos, le sucedió Lope López de Lemos, llamado “O Cabaleiro”, que casó con Urraca de Sanabria, hija de Men Rodríguez de Sanabria. Su primer hijo fue Alfonso López de Lemos, casado con Teresa Rodríguez de Balboa, hermana de Vasco Rodríguez de Coronado, maestre de Santiago, ellos reedificaron el convento de Bernardas de Ferreira, de la que se convirtieron en patronos. Tuvieron a Diego de Lemos, que fue confirmado en los beneficios que recibió la casa de Sober del rey Ramiro I y los monarcas posteriores y estuvo casado con Teresa de Ulloa. Su hijo, Lope Alonso de Lemos, casó con Leonor Rodríguez de Valcarce y Balboa, hija del Adelantando Mayor de Galicia.

Su hijo, Alonso López de Lemos y Balboa, casó con Elvira López de Marzo y con Berenguela de Ribadeneira, hija del mariscal Alvar González de Ribadeneira y de Constanza de las Mariñas, hija de Fernán Pérez Párraga, señor de la Puebla de Parga, teniendo a  Diego de Lemos, que casó con Mayor de Ulloa, hermana del primer conde de Monterrey, muerta en 1492. Uno de sus hijos fue Lope Sancho de Ulloa y Lemos, que estuvo casado con Isabel González de Noguerol,heredera de la casa de Amarante, que hemos visto al principio.

   

La historia de los descendientes de Lope Sancho Sánchez de Ulloa y Lemos y de Isabel de Noguerol, señores de Amarante, Ferreira y Sober, está repleta de hechos de armas a lo largo de varias generaciones, en los campos de batalla europeos. Su hijo Diego de Lemos fue teniente general de Caballería y otro Diego de Lemos, biznieto de éste, luchó contra Drake en su ataque a la Coruña en 1589. Hijo de éste fue Alonso de Lemos, que murió junto con su hijo Diego en la campaña de Cataluña. Otro de sus hijos, Juan de Lemos, fue honrado con el título de Conde de Amarante, que le concedió Felipe IV por los servicios prestados por su padre, Alonso de Lemos, el 31 de agosto de 1648350. También él se distinguió en diversas acciones militares, al servir como capitán en los Tercios de Flandes, entre 1631 y 1636 y después, en otros puestos de carácter militar, falleciendo también en una acción bélica, cuando ya ejercía el cargo de teniente general. Su hermano y sucesor, Pedro López de Lemos, también terminó entregándose al servicio de las armas, falleciendo sin sucesión, en 1661. La sucesión quedaría ahora en poder de García Ozores y Lemos, hijo de Constanza de Lemos, hermana de los anteriores, que había casado con Fernando Ozores de Sotomayor, señor de la Teanes.

La casa de Teanes, cerca de Salvatierra (Pontevedra), fue el solar de los Ozores, apellido que, según algunos gealogistas, aparece en manuscritos del siglo IX y anteriores, siendo diversas las crónicas medievales que nombran a miembros de esta familia en puestos de relevancia, como Fray Diego de Ozores, gobernador de Caracuel en la Orden de Calatrava, que estuvo en las Navas de Tolosa, o Juan Ozores, maestre de la Orden de Santiago, ya en tiempos de Fernando IV.

Hermano mayor del maestre Juan Ozores fue Vasco Ozores, señor de Teanes, del que existe documentación original relacionada con diversas adquisiciones y prebendas reales, así como de uno de sus descendientes, llamado también Vasco Ozores, del cual existe amplia referencia en la Crónica del Rey don Pedro” 351 . Su hijo, Fernando de Ozores, fue también maestre de Santiago y su hija Elvira le sucedió en su casa, la cual estuvo casada con Rodríguez de Novaes. 

Por la descendencia de los anteriores, llegamos a Fernando de Ozores, señor de Teanes, quien sufrió en su patrimonio las consecuencias de la guerra con Portugal durante muchos años344, no solo por el incendio de la propia casa de Teanes, dado la cercanía de la línea fronteriza, sino por los miles de ducados puestos a disposición del servicio real y el deterioro que para su hacienda supuso la cercanía del conflicto, entre vasallos, criados y caballos, principalmente.

Hijo del anterior fue García Ozores, conde de Amarante por la herencia recibida de su madre, Constanza de Lemos, y señor de Teanes por su padre, Fernando Ozores. García elevó al rey Felipe V, en 1708, el famoso memorial en que hacía constar la grandeza de su casa y esperaba recibir la distinción de Grande de España352. Su muerte sin descendencia propició que le sucediera en sus estados y título su hermana Juana Ozores, que estaba casada con Sancho Arias Conde de Taboada, señor de San Miguel das Penas y la Mota, sucediéndole su hijo Pedro, muerto sin sucesión y, luego, Constanza Arias Ozores, quien fue dama de honor de la reina y sería nombrada marquesa de San Miguel das Penas y la Mota. Al estar casada con Andrés Gayoso Neira, señor de la casa de Oca, su sucesor, Fernando Gayoso, verá reunidos en su persona los títulos de conde de Amarante y marqués de San Miguel das Penas, así como los señoríos de Oca y Teanes, títulos que, ya con su hijo Domingo Gayoso de los Cobos, terminaran formando parte de la Casa de Camarasa, a la que también se unió el marquesado de la Puebla de Parga, con sus estados asociados.

Dentro de la línea principal de la familia continuó el título de Amarante hasta el fallecimiento de Jacobo Gayoso de los Cobos, en 1871, que lo dejó en testamento a su hija María Josefa Gayoso de los Cobos. Su muerte sin sucesión, ocurrida en 1908, devolvió de nuevo este título a la línea principal de la Casa de Camarasa, que hoy porta la señora duquesa de Medinaceli y marquesa de Camarasa Dª Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa.

 

 

«« AnteriorPágina 1/4Siguiente »»

Casa a la que se agregó

Ayuda de las casas a las que se agregó esta casa.

(d. 1713)San Miguel das PenasFicha de la casa

Títulos y territorios

Ayuda de los títulos de esta casa.

(1642 Vigente)Condado de AmaranteNo disponibleFicha del título
Relación de individuos